Página solo disponible en formato vertical.
Qué es y cómo tratar el bruxismo

Qué es y cómo tratar el bruxismo

¿Te levantas con dolor de cabeza o molestias en la zona mandibular? Puede ser que padezcas bruxismo y necesites un protector bucal para aliviar los síntomas de esta patología.

No solo los jugadores de rugby o los profesionales del boxeo necesitan proteger su dentadura, los protectores dentales también se utilizan para proteger los dientes de trastornos bucodentales como el bruxismo. Pero, ¿qué es el bruxismo exactamente?

El bruxismo es un trastorno que consiste en rechinar, crujir o apretar los dientes de manera inconsciente y puede provocar varios problemas bucodentales y malestar en la zona afectada. Para tratarlo se recomienda usar una férula de descarga, un tipo de protector bucal que ayuda a mantener la mandíbula en una posición más relajada y a disminuir la presión interdentalevitar el desgaste de los dientes, reducir la tensión de los músculos masticatorios, la tensión cervical facilitar el descanso.

Ahora bien, para saber si debes usar una férula de descarga o no y cómo conseguirla, debes visitar a un profesional de la salud bucal. En la publicación de hoy vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre el bruxismo y las férulas de descarga. Sigue leyendo y averigua si tus molestias están provocadas por rechinar los dientes, ¿empezamos?

Qué es y cómo tratar el bruxismo

Bruxismo: tipos, causas y síntomas.

Tipos de bruxismo:

Antes de explicarte las causas y la sintomatología del bruxismo, debes saber que existen dos tipos de bruxismo según el momento en el que tiene lugar la acción de rechinar los dientes. En primer lugar, encontramos el bruxismo diurno, producido durante el día en situaciones de máxima tensión psíquica, estrés constante o mucha concentración y, el segundo, llamado bruxismo nocturno, se produce cuando la persona está durmiendo y aparece como respuesta a una acumulación excesiva de tensión.

Causas del bruxismo:

¿Ya te haces una idea de por qué sucede el bruxismo? No existe una causa inamovible, pero sí que se ha observado que las personas que padecen estrés crónico o mucha tensión en su día a día tienden a padecer este trastorno de manera recurrente e incluso crónica. Los problemas de sueño y una mala alimentación también juegan un papel muy importante en la aparición de esta patología.

Síntomas del bruxismo:

Algunos de los síntomas que acompañan este trastorno son: ansiedad, tensión, depresión, tensión en los músculos de la masticación, dolor en el oído, trastornos alimentarios, dolor de cabeza, sensibilidad a los alimentos y líquidos calientes, fríos o dulces, dolor cervical, inflamación de la mandíbula y desgaste de la dentadura.

Si actúas rápido, el bruxismo no es una afectación grave, pero si lo dejas pasar tus dientes y tu mandíbula pueden sufrir daños importantes y puedes llegar a padecer dolores de cabeza elevados, molestias en el cuello y en la cara e incluso trastornos en las articulaciones temporomandibulares, presentados mediante chasquidos cuando se abre y se cierra la boca.

Cómo tratar el bruxismo con una férula de descarga:

Si crees que padeces bruxismo y quieres conseguir una férula de descarga o no sabes qué tipo de protector bucal necesitas, debes pedir cita con tu dentista. Para que un protector dental cumpla bien su función y se obtengan todos los beneficios, es imprescindible que un profesional de la salud dental valore tu caso y diseñe un aparato acorde a tu situación.

En consulta, el dentista tomará un molde de tu dentadura, registrará tu mordida y enviará la información a un laboratorio donde un protésico fabricará tu férula, elaborada con relación al punto donde la articulación está más relajada para reducir la actividad muscular.

Cómo tratar el bruxismo con una férula de descarga

Una vez tengas tu férula de descarga, te recomendamos que tengas en cuenta los tres siguientes puntos para saber cómo usarla y mantenerla en perfecto estado. Si quieres saber más sobre cómo usar un protector dental, visita uno de nuestros posts anteriores. ¡Toma nota!

  1. Ponte la férula de descarga todas las noches. Excepto en casos muy concretos, es necesario llevar la férula puesta mientras se duerme. No obstante, también te la puedes poner si sientes que estás muy estresado durante el día, no existe ninguna contraindicación al respecto.
  2. Ten paciencia. Como ocurre con los aparatos de ortodoncia, deberás pasar por un periodo de adaptación. Los primeros días la férula pueden ser un poco molesta e incómoda y sentirás una cierta opresión en los dientes, pero es normal. Sin embargo, si las molestias no desaparecen con el paso de las semanas, es importante que acudas al dentista.
  3. Cuídala y límpiala correctamente. Después de realizar tu higiene bucal diaria, cepilla la férula de descarga con un cepillo específico y lávala con agua utilizando un jabón neutro todos los días. Completa la limpieza con LacerPro Comprimidos efervescentes limpiadores, unos comprimidos con oxígeno activo que se disuelven en agua y consiguen una limpieza intensa.
    Si la limpieza se realiza bien, la férula de descarga se desgastará menos, no olerá mal y tampoco te dejará mal sabor de boca. Además, si la conservas correctamente, conseguirás que tenga una durabilidad de 5-8 años aproximadamente.
VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.