Página solo disponible en formato vertical.

Cuidado bucodental infantil y júnior

Cuidado bucodental infantil y júnior

Cuidado bucodental infantil y júnior

¿Sabías que los más pequeños de la casa podemos padecer la misma cantidad de
afectaciones bucales que los adultos?

Sí, podemos desarrollar varias alteraciones
dentales en edades muy tempranas.

La caries afecta al 29% de los niños de 2 a 13 años, llegando al 42% a partir de 11 años. Y, además, 1 de cada 7 niños sufre problemas de encías a partir de los 11 años. Prestar atención a los cambios que padezcan sus bocas y asegurarse de que tengan una buena higiene dental es clave para su futuro.

Garantiza su salud bucodental con:

Previene la caries desde la aparición del primer diente.

(con 1.000 ppm de flúor, según recomendación SEOP y IAPD)

Previene la caries y protege las encías gracias a su composición.

(con 1.400 ppm de flúor y Pantenol)

Combinación Flúor + Calcio

Con Xilitol

Mejora la acción anticaries

Sin Gluten
Sin Lactosa
Sin conservantes
Sin tensioactivos irritantes

Con edulcorantes no cariogénicos

Tubo reciclable con tapón de rosca

NUEVAS FÓRMULAS:

más modernas y eficaces, adecuadas a cada franja de edad.

Nuevo packaging:

completamente reciclable.

¡Que los problemas dentales de tus pequeños no te pillen desprevenido!

Cepillado

Cepillado

Caries

Caries

Dentición

Dentición

LA TÉCNICA DEL CEPILLADO

La acumulación de placa bacteriana sobre la superficie dental es el principal enemigo de los dientes, también de los de los más pequeños.

Esta, producida por un cúmulo de restos de comida, detritus y microorganismos como las bacterias, es el factor más importante en la producción de caries.

Para eliminarla o evitar su aparición es fundamental un correcto cepillado dental. Así pues, una vez tu hijo adquiera la suficiente destreza para cepillarse los dientes él solo, debes enseñarle la técnica del cepillado. Hasta ese momento, es necesario que te encargues de garantizar su higiene bucal.

CÓMO CEPILLARSE LOS DIENTES

A continuación te contamos cómo realizar la técnica de Bass, una de las más utilizadas y adecuadas para lograr un correcto cepillado dental.

1.

Apoyar los filamentos del cepillo a lo largo de los dientes, en concreto, en la superficie dental más cercana a las encías.

2.

Colocar las puntas de los filamentos con una inclinación de 45º en dirección a las encías.

3.

Sin dejar de apoyar, realizar un suave movimiento de vaivén (de una anchura inferior a un diente) y, a continuación, arrastrar los filamentos por la superficie dental y en dirección a la cara de masticación.

4.

Procurar no dejar ninguna zona sin cepillar, prestando especial atención a huecos y espacios interdentales.

Si logran imitar fielmente los movimientos del vídeo, lograrán un cepillado de 10. ¡Diles que repitan esta acción en todos los dientes!

¿ALGÚN CONSEJO MÁS?

Enséñale la importancia de mantener limpios los surcos subgingivales y las caras de masticación.

Cuéntale que no tenga prisa y que no se olvide de limpiarse la lengua para evitar el mal aliento. Se recomienda que la duración del cepillado sea como mínimo de dos minutos.

Dile que piense en todos los dientes. No debe olvidarse ninguno y debe cepillarlos en profundidad, tanto su cara interna, externa y superior o masticatoria.

No dejes que se tuerza. Cepillar los dientes en sentido horizontal podría dañar sus encías y cuellos dentales.

HABLEMOS DE LA CARIES

Si tu pequeño llora constantemente porque le duelen los dientes al comer ciertos alimentos, debes ir al dentista. Tal vez en un primer momento no lo pienses porque al inicio pasa desapercibida, pero puede que esté padeciendo caries.

La caries se caracteriza por una serie de reacciones que provocan el reblandecimiento de los tejidos duros dentales. Si no se tratan, van de la superficie al interior y, posteriormente, pueden ocasionar la destrucción irreversible del diente. Se recomienda actuar cuanto antes.

Las pequeñas manchas o puntos de color tiza en los dientes, o bien, la aparición de pigmentaciones de color marrón en la superficie del diente, también pueden indicar que tengo caries.

CUÁNDO APARECE EL DOLOR

La caries no siempre duele, pero cuando lo hace, significa que ha avanzado hacia el interior del diente y ha afectado a la pulpa o nervio del interior. No obstante, no sentir dolor no siempre es buena noticia. La afectación podría ser muy lenta y destruir el diente de forma indolora.

Cuando la afectación es profunda, se puede producir un absceso (también conocido como flemón) que es material dental destruido constituido por una bolsa de pus que dará lugar a un importante hinchazón y dolor.

Importante: el diagnóstico debe ser realizado siempre por el dentista.

Cuando se sospecha de la existencia de una caries, o bien cuando queremos conocer el nivel de afectación de la misma en la raíz del diente, es necesario realizar una exploración exhaustiva de las piezas dentales y/o la realización de una radiografía. En ella se apreciará si hay o no afectación, así como el nivel y la forma de la caries.

¿SE PUEDEN EVITAR?

La respuesta es sí, y se basa fundamentalmente en los siguientes aspectos:

Favoreciendo la resistencia del diente a través de un buen cepillado y haciendo un buen uso de colutorios con flúor.

Evitando los hábitos que provoquen la aparición de la caries, como lamer su chupete para limpiarlo o abusar del consumo de alimentos o bebidas ricas en azúcares añadidos.

Programar revisiones regulares con su odontólogo para tratar las caries precozmente.

LA DENTICIÓN

La aparición de los primeros dientes de tu bebé no se olvida. Se trata de un momento muy emocionante y, sobre todo, decisivo para la futura salud bucodental de tu hijo.

Unos dientes de leche sanos (dentición primaria o temporal) garantizan cuestiones como:

Correcto desarrollo de la capacidad del habla.

Masticación eficaz para una buena digestión.

Buena estructura mandibular y características faciales normales.

Mantenimiento del espacio dental que ocuparán los dientes permanentes.

QUÉ PASA DURANTE LA DENTICIÓN Y QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA

La primera dentición, también conocida como dentición decidua o de leche, aparece entre los 6 y los 24 meses de edad y, en muchos casos, es un proceso molesto y doloroso para el bebé.

En total aparecen 20 piezas: 10 superiores y 10 inferiores. Estas mantienen su posición hasta que se caen, aproximadamente a los 6 años, y son sustituidas por las piezas permanentes (edad adulta), normalmente a los 13 años.

Durante este periodo es muy importante que los padres se encarguen de mantener una correcta higiene bucal hasta que el niño adquiera la suficiente destreza para hacerlo solo. Recordemos que las enfermedades bucodentales, como la caries, pueden iniciarse en la infancia.

Un cuadro extenso de caries o la pérdida de piezas dentales temporales, puede provocar:

  • 1. Malformaciones faciales

  • 2. Malposición dental

  • 3.Defectos en el desarrollo, aspecto y viabilidad de los dientes permanentes.

A los dos años ya me enseñaron a cepillarme los dientes, edad recomendada por los dentistas.

LA DENTICIÓN
LA DENTICIÓN
LA DENTICIÓN
LA DENTICIÓN

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.