Página solo disponible en formato vertical.
La salud bucodental y los alimentos: cuáles deberíamos evitar y cuáles nos ayudan

La salud bucodental y los alimentos: cuáles deberíamos evitar y cuáles nos ayudan

Si preguntásemos cuáles son los peores alimentos para la salud bucodental, la mayoría de las respuestas serían alimentos con mucho azúcar, alimentos cariogénicos que hemos leído muchas veces lo perjudiciales que son. Aunque esto es cierto, hay muchos más alimentos que debemos consumir con cuidado para tener una buena salud bucal.

No todos los alimentos son malos para la salud de tus dientes y boca, hay algunos que son muy beneficiosos y otros que tienen cosas nocivas y cosas beneficiosas. En el blog de hoy te explicaremos qué tipo de alimentos son los mejores para tu salud bucal, cuáles son nocivos y, por último, aquellos que pueden tanto ayudar como perjudicar.

Alimentos Beneficiosos:

A pesar de que los siguientes alimentos pueden ayudarnos a mantener una buena salud bucodental, no hay que olvidarse de la higiene bucal básica ni abusar de ellos, ya que podrían llevar a complicaciones más adelante.

  • Leche y derivados: Los alimentos ricos en calcio son muy beneficiosos para los dientes, ya que el calcio uno de sus principales componentes. Alimentos como el queso, además, ayudan a reforzar la superficie del diente. Algunas alternativas vegetales a estos alimentos son el tofu, las almendras (de las que hablaremos más adelante) y las verduras de hojas verdes.
  • Manzana, zanahoria y apio: Además de ser alimentos con un aporte calórico muy bajo, estos tres vegetales facilitan la eliminación de la placa bacteriana y los restos de alimentos que hayan podido quedar entre los dientes.
  • Alimentos sin color: El arroz blanco, carnes y pescados blancos son alimentos que carecen de pigmentos y, por lo tanto, no tiñen los dientes, manteniendo su color.
  • Fresas: Las fresas contienen xilitol, un edulcorante natural con gran efecto protector contra la caries y las bacterias.
  • Alimentos con fibra: Las legumbres y los cereales integrales son una gran fuente de fibra, ayudando a la producción de saliva, que neutraliza el ácido de los alimentos. Esto también se puede conseguir mascando chicles sin azúcar, de los cuales algunos incluso contienen xilitol.
  • Agua: finalmente, tenemos el agua, que estimula la salivación al mantenernos hidratados, además de limpiar posibles restos de comida de los dientes y neutralizar el pH de la cavidad bucal.

alimentos beneficiosos

Alimentos Nocivos:

Hay muchos alimentos que, por sus características, no es recomendado consumir de forma habitual:

  • Alimentos cariogénicos: Ya los conocemos todos, son los alimentos como la bollería industrial o los caramelos de azúcar, alimentos con poca aportación nutricional que, además, tienen una gran cantidad de azúcar que se queda pegado en nuestros dientes. Estos azúcares se descomponen en ácidos que resienten el esmalte dental y provocan caries.
  • Frutas deshidratadas: a pesar de que tienen muchos beneficios para nuestra nutrición, son especialmente peligrosos para nuestra salud bucodental, ya que restos de ellos se quedan pegados en nuestros dientes. Además, estos alimentos tienen menos vitaminas que las frutas sin deshidratar y básicamente se componen de fibra y azúcares.
  • Bebidas azucaradas: de la misma manera que los alimentos cariogénicos, estas contienen muchísimo azúcar que, además, baña los dientes de forma constante, esparciéndolo por toda la superficie de la boca.
  • Alimentos con mucho color: estos alimentos con tanta pigmentación tiñen el esmalte dental, provocando que estos pierdan su característico color blanco.
  • Patatas chips: estas patatas contienen hidratos de carbono refinados con almidón, sustancia que se convierte en el alimento preferido de las bacterias que provocan la caries. No son el único alimento que contiene este componente, otros pueden ser el pan, la pasta y las galletas hechas con harina refinada. Estos también contienen almidón y deberían ser consumidos con moderación.
  • Alcohol: perjudica e irrita la mucosa bucal, además de ser uno de los dos principales factores de riesgo junto al tabaco del cáncer oral.
  • Hielo: terminamos también con agua, pero en un estado distinto. El hielo es muy duro y su consumo perjudica el esmalte dental. Además, las temperaturas extremas tampoco son buenas para nuestros dientes, ya que aumentan la sensibilidad dental.

alimentos nocivos

Alimentos Especiales:

Hay algunos alimentos que, por sus características o composición, son muy buenos para nuestra salud pero, a la vez, perjudiciales para nuestra salud bucal si no se tienen en cuenta algunos consejos al respecto:

  • Alimentos ácidos: Muchas frutas cítricas, como el limón o la naranja, contienen vitaminas necesarias no solo para mejorar nuestras defensas, sino también para cuidar de la salud bucal, como las vitaminas A o C. Estas frutas son ácidas y, por lo tanto, perjudiciales para nuestros dientes. Para seguir consumiendo estos alimentos de la manera más segura posible, recomendamos comerlos junto a otros alimentos y lavarnos los dientes después de consumirlos, eso sí, esperando al menos media hora para evitar esparcir el ácido con nuestro cepillado.
  • Frutos secos: De la misma manera que las frutas y las verduras, los frutos secos tienen muchas vitaminas y minerales como el calcio o el flúor. Estos alimentos son duros y pueden dañar el esmalte dental, por eso recomendamos comerlos en forma de crema o en trozos pequeños.
  • Té negro y rojo: además de hidratarnos, la infusion de té negro y rojo tienen mucho flúor, bueno para el esmalte, y polifenoles, buenos para combatir las bacterias. A pesar de esto, son bebidas que tiñen el esmalte y recomendamos una buena higiene bucal después de tomarlos para mantener unos dientes blancos y sanos.

Como habéis visto, hay muchos elementos a tener en cuenta a la hora de mantener una buena salud bucodental. Con esto no queremos decir que tengas que evitar ninguno de estos alimentos, sino que debes ser consciente de cómo cuidar tu salud bucal cuando consumes alimentos, intentando equilibrar el consumo de alimentos nocivos con el de alimentos beneficiosos mientras mantienes una adecuada higiene bucal.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.