Página solo disponible en formato vertical.
El blanqueamiento dental para unos dientes blancos y sanos

El blanqueamiento dental para unos dientes blancos y sanos

Una sonrisa radiante es la mejor carta de presentación y, para conseguirla, unos dientes blancos y brillantes serán tus mejores aliados.

Más allá de causar una buena primera impresión, mantener tus diente blancos mantendrá tu higiene bucodental al máximo nivel.

Luce una sonrisa sin límites con el blanqueamiento dental profesional, el tratamiento de odontología estética que elimina las manchas dentales y recupera el color original de tus dientes.

El blanqueamiento dental: definición, usos y tipos

Es una técnica basada en un proceso químico de óxido-reducción que busca aclarar las pigmentaciones de la superficie del esmalte dental. Es una solución muy efectiva para eliminar la coloración amarillenta de los dientes o las manchas.

El tratamiento de blanqueamiento dental puede combatir manchas intrínsecas y manchas extrínsecas.

  • Las manchas intrínsecas o endógenas son aquellas causadas por el consumo de determinados medicamentos, por hipoplasias de esmalte dental, deficiencia vitamínica o fluorosis. También aparecen tras la erupción dental, producida por golpes, fracturas o por envejecimiento de la dentadura, que con el tiempo adquiere una tonalidad más oscura.

  • Las manchas extrínsecas o exógenas son las que surgen del contacto de los dientes con agentes pigmentadores, presentes en determinados alimentos, bebidas oscuras y otros factores como el tabaco.

Existen diferentes tipos de blanqueamiento dental y la elección de uno u otro dependerá de cada paciente. Así que, si estás pensando en blanquearte los dientes, ponte en manos de tu dentista y déjate aconsejar.

Pero aquí no termina todo. Una rutina saludable será imprescindible para mantener tu dentadura impecable y te ayudará a prolongar tu tratamiento de blanqueamiento dental.

dientes blancos y sanos

Las claves para prolongar el tratamiento de blanqueamiento dental

Ser consciente de los “enemigos” de unos dientes blancos y sanos es imprescindible para poder alargar los efectos de tu tratamiento y evitar tener que repetirlo a corto plazo.

Asegúrate de saber qué hacer y qué no hacer para evitar alteraciones en la tinción dental.

Hábitos saludables

Evitar el cambio de color de tus dientes también está en tus manos, mejor dicho, en tu rutina. Toma consciencia de los malos hábitos que alteran tu pigmentación dental e intenta reducirlos o evitarlos en la medida de lo posible.

Higiene oral

Una buena rutina de cepillado es esencial para cuidar el color de tus dientes. Los expertos recomiendan cepillarse mínimo 3 veces al día, después de cada comida, suavemente y por toda la superficie dental. Conoce todo lo que puedes hacer para cuidar tu salud bucodental y así ayudar a mantener tus dientes blancos y sanos.

Productos blanqueadores

Una rutina saludable combinada con los siguientes productos especializados son la combinación perfecta para extender tu tratamiento de blanqueamiento dental al máximo:

  • Pasta dental de acción blanqueadora y protectora.

  • Enjuague bucal o colutorio.

  • Un kit dental blanqueador de usos limitados compuesto por una férula dental fotoluminiscente, un gel dental preparador y un gel dental blanqueador.

Como ves, un tratamiento blanqueador profesional junto a una rutina saludable te aseguran la perdurabilidad de unos dientes blancos y sanos para que puedas sonreír con seguridad y sin límites.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.