Página solo disponible en formato vertical.
La pérdida de dientes en la edad adulta y cómo evitarla

La pérdida de dientes en la edad adulta y cómo evitarla

La pérdida de piezas dentales puede haber protagonizado una de tus más temidas pesadillas, pero lejos de ser solo un posible escenario producido por tu subconsciente cuando duermes, la pérdida de dientes es una realidad para muchas personas una vez llegada la edad adulta.

Se trata de un problema bucodental común asociado principalmente al envejecimiento que recibe el nombre de edentulismo y se caracteriza por la carencia total o parcial de dientes. Si quieres saber por qué sucede y qué hacer al respecto, sigue leyendo este blog.

Por qué se caen los dientes en la edad adulta:

Las causas de la pérdida dental pueden ser muy diversas, pero normalmente suelen coexistir con una mala salud oral en general y/u otros motivos congénitos o adquiridos como la presencia de caries dental, una enfermedad periodontal mal curada, la ausencia de piezas dentales permanentes, accidentes o traumatismos y problemas en la dentadura.

Esta serie de problemas bucodentales también pueden afectar a personas jóvenes. No obstante, durante la vejez es habitual que estas afectaciones se incrementen en mayor grado debido al empeoramiento de los propios hábitos de salud bucodental y al estado de la cavidad bucal del paciente.

Qué hacer si se te caen los dientes en la edad adulta:

Tras la pérdida de un diente o varias piezas dentales, es imprescindible visitar al dentista y reemplazarlos con una prótesis. De lo contrario, podrías sufrir un desplazamiento de los dientes vecinos. El conjunto de la cavidad bucal está conformado por un total de 32 dientes que dan estabilidad a la boca, así que en el momento en el que se pierde un diente, los demás dientes intentan ocupar el espacio que ha quedado vacío, acentuando los espacios interdentales.

Sin embargo, existen opciones que no solo reducen los problemas bucodentales que conlleva la pérdida dental, sino que mejoran la imagen y la apariencia física de la cavidad bucal, ayudando a los pacientes a mejorar su autoestima y recuperar la vida social.

Algunas de las opciones que existen para conseguir estos resultados son:

  1. Implantes dentales. Para evitar que la cavidad bucal se deforme, se pueden substituir los dientes perdidos por implantes dentales.
  2. Puentes o prótesis dentales fijas. Esta opción consiste en ocupar el hueco existente con una prótesis dental fija que se soporta sobre los dientes naturales vecinos o implantes dentales.
  3. Dentaduras postizas. Con esta opción de poner y quitar, las prótesis removibles pueden substituir varios dientes ausentes y devolver al paciente su capacidad masticatoria, además de aportar estética y reducir las demás afectaciones. 
  4. Sobredentaduras. Este tipo de dentadura se ancla sobre algunos implantes para mejorar su sujeción, apoyo, retención y estabilidad.

Qué hacer si se te caen los dientes en la edad adulta

Cómo evitar que se te caigan los dientes en la edad adulta:

La clave está en prevenir y una de las mejores maneras de hacerlo es cuidando los hábitos de higiene bucodental.

  • Mantener una buena rutina de higiene bucodental. Independientemente de la edad que se tenga, cuidar la higiene bucodental es imprescindible para garantizar una buena salud oral y evitar que los problemas bucodentales que propician la pérdida de los dientes aparezcan o empeoren durante la edad adulta. Para ello, cepillarse los dientes mínimo dos veces al día y después de las comidas es imprescindible. Así como hacer uso de los cepillos interdentales o del hilo dental para evitar que se acumulen restos de comida en los espacios interdentales, entre diente y diente.
  • Cuidar la alimentación. El estado de nuestra cavidad bucodental va muy ligado a la dieta y a los alimentos que se ingieren. Una dieta variada donde se incluya alimentos ricos en vitamina D, calcio y otros minerales son esenciales para mantener unos dientes sanos. Por el contrario, se debe evitar una dieta alta en azúcares.
  • Revisiones periódicas. Se recomienda visitar al dentista una vez cada seis meses para detectar posibles afectaciones bucodentales, valorar la salud oral del paciente y, si es necesario, realizar limpiezas bucodentales más exhaustivas o empezar algún tratamiento bucodental concreto.

Si quieres saber más sobre salud oral y edad adulta, visita nuestro blog «La importancia de cuidar la salud bucal cuando nos vamos haciendo mayores«.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.