Página solo disponible en formato vertical.
Síntomas y cuidados para evitar la gingivitis

Síntomas y cuidados para evitar la gingivitis

¿Después de cada cepillado tus encías sangran y su sensibilidad aumenta? Si es así, lo más probable es que padezcas gingivitis… pero que no cunda el pánico.

La gingivitis no es una patología grave y su tratamiento es fácil y rápido. Eso sí, en cuanto aparezcan los primeros síntomas deberás acudir al dentista para que pueda valorar la situación de las encías. De esta manera, evitarás que la salud de estas se vea más afectada.

Gingivitis

¿Qué ocurre si dejo pasar el tiempo?

Aunque molestias como el sangrado, la inflamación o incluso el dolor de las encías sean soportables no debes dejarlos pasar. Con la salud bucodental no se debe jugar, así que lo que deberás hacer es ponerle solución en cuánto empieces a sospechar que padeces esta patología. De no hacerlo puede derivar en periodontitis, también conocida como piorrea.

Esta patología es más grave, ya que el proceso inflamatorio de las encías se extiende al propio ligamento periodontal que sujeta y fija al diente, e incluso al hueso alveolar, pudiendo llegar a la destrucción de ambos tejidos.

La periodontitis provoca la aparición de las bolsas periodontales, un aumento del espacio entre la superficie del diente y la parte interna de la encía. Un proceso destructivo que se extiende hasta llegar a comprometer la estabilidad del diente

La pérdida de fijación dental puede provocar que los dientes empiecen a separarse y comiencen a moverse. Esto provoca que las piezas dentales pierdan su ubicación habitual, pudiendo llegar a provocar la caída de las piezas afectadas.

¿Si me cepillo correctamente los dientes nunca tendré gingivitis?

¿Conoces ese dicho universal de que nunca puedes decir nunca? Pues deberás aplicarlo porque no existe una verdad universal… Aunque es cierto que las probabilidades disminuyen si te cepillas correctamente los dientes después de cada comida.

Los restos de alimentos, bacterias y saliva se pueden adherir a los dientes y a las encías provocando una fina película de placa dental o biofilm.

De ahí la importancia de mantener una buena higiene bucodental diaria ya que, si esa placa dental no se elimina correctamente cada día con un cepillado dental adecuado, se adhiere a la superficie del esmalte y en las encias alrededor del diente, atacando las estructuras del diente y produciendo una serie de sustancias que irritan las encías.

¿Cuál es el cepillado correcto para eliminar toda substancia externa?

Cepillado correcto

Si quieres conseguir un correcto cepillado de dientes debes de tener paciencia y dejar las prisas a un lado.

Deberás cepillarte los dientes tres veces al día (después de cada comida) y durante al menos dos minutos para eliminar los restos de alimentos y placa bacteriana.

Además, deberás de asumir una técnica efectiva. Pero tranquil@ porque ahora te damos algunos consejos para que logres mantener una técnica de cepillado con cepillo manual correcta.

  • 1. Deberás colocar el cabezal del cepillo en posición horizontal sobre el diente, inclinándolo 45º sobre el plano de las encías.
  • 2. Una vez que se empieza con el cepillado deberás hacerlo con pequeños movimientos horizontales cubriendo totalmente la encía, el diente y la unión de ambos. Al finalizar cada zona cepillada, deberás hacer un movimiento de barrido hacia el interior de la boca, para que los restos puedan ser expulsados con el enjuague final.
  • 3. ¡No te olvides de la parte interior de los dientes! Existe y ahí también se acumulan las bacterias y los restos de comida.
  • 4. ¡No te pases con la fuerza del cepillado! Los movimientos deben ser suaves pero firmes.
  • 5. Una vez que has cepillado los dientes, deberás centrarte en la lengua. Sí, la lengua también debe de limpiarse de atrás hacia delante varias veces y para ello se recomienda utilizar un limpiador lingual.
  • 6. Finalmente, deberás enjuagarte para eliminar el dentífrico y los restos de alimentos y placa.
  • 7. Y si quieres convertirte en un auténtico experto, deberás completar el cepillado con la limpieza interdental utilizando el hilo dental, cepillos intedentales o irrigador dental para asegurarte que no queda ningún resto de alimentos entre los espacios interdentales.

Es muy importante utilizar el cepillo dental y los productos higiénicos adecuados ya que, dependiendo de las características de tu salud bucal, deberás de utilizar una gama de productos específicos que te ayudarán a cuidar y tratar patologías como la gingivitis.

Además, es muy importante el uso diario del colutorio para conseguir una correcta higiene bucodental, ya que ayuda a eliminar aquellos restos de placa que no han sido eliminados durante el cepillado y protege a las encías de una posible infección.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.