Página solo disponible en formato vertical.
Consejos para prevenir  y curar la xerostomía

Consejos para prevenir y curar la xerostomía

Seguro que nunca has escuchado hablar de la xerostomía, pero y si te digo que es un desorden que afecta a la salud bucal y que tiene como síntoma principal la disminución de la producción de saliva, lo que a su vez provoca una sensación de sequedad permanente en la boca.

Es cierto que todos hemos tenido la sensación de tener la boca seca alguna vez. Sobre todo, cuando estamos nerviosos, tras hacer deporte o en días en los que hemos bebido poca agua. Pero todas esas veces son ocasionales, el problema surge cuando la sensación de sequedad bucal es continua, que además de provocar una sensación muy incómoda, puede ocasionar numerosos problemas.

El nombre es bastante complejo, pero a continuación vamos a explicarte en qué consiste este desorden para que puedas identificarlo, en el caso de que fuera necesario.

¿Qué es la Xerostomía y por qué se produce?

La xerostomía o la sequedad bucal se produce por un mal funcionamiento de las glándulas salivales. Su detección es fácil ya que, normalmente, aparecerá una sensación de viscosidad en la boca o podrás empezar a notar como la saliva se espesa y se torna más fibrosa.

Además, el dolor de garganta sumado a una sensación de sequedad también podría ser síntoma de xerostomía. Por ello, si notas que tu saliva empieza a tornarse extraña acude a tu especialista de referencia para que te saque de dudas.

 

Tratamiento Xerostomía

¿Qué causa la xerostomía?

Ahora que ha quedado claro qué es la xerostomía y cómo podemos detectarla vamos a explicarte cuáles son los principales causantes de este desorden en nuestra salud bucal.

Algunos medicamentos pueden causar el síndrome de la boca seca. Por ello, es muy importante que conozcas que los antidepresivos, los antihipertensivos, los antiinflamatorios, los antiasmáticos, los antihistamínicos y los relajantes musculares, entre otros, pueden provocar la aparición de la xerostomía.

Los malos hábitos también afectan a la salud bucal. El consumo habitual de alcohol y tabaco puede causar graves patologías. En este caso, fumar induce una disminución de la salivación y por lo tanto favorece a la sequedad bucal.

Los trastornos de las glándulas salivales, especialmente por la obstrucción de los conductos de liberación de la saliva o también denominado saliolitiasis.

Algunas enfermedades como la artritis, la diabetes o la depresión pueden desencadenar a la aparición de este desorden que afecta a la salud bucal.

La ausencia de dientes también puede provocar xerostomía.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la xerostomía?

¡Correcto!, el principal síntoma de la xerostomía es la sensación de sequedad en la boca, pero hay otros más a tener en consideración:

· Saliva de textura viscosa.
· Alteración del sabor de los alimentos.
· Problemas de masticación.
· Sensación de ardor y dolor en la lengua.
· Sed.
· Fisuras en la comisura de los labios.
· Dificultad para hablar.
· Halitosis.
· Caries.
· Enfermedad periodontal.

¿Cómo podemos solucionarlo?

Lo primero que debemos hacer, como con cualquier otra patología, es acudir a tu especialista para que realice un buen diagnóstico para poder ofrecer el mejor tratamiento.

A veces la solución puede ser relativamente sencilla y con un aumento de la ingesta de agua, controlando la dieta, evitando el consumo de las bebidas carbonatadas con azúcar, cafeína o disminuyendo hábitos como el tabaco es suficiente. Pero en la mayoría de caso se requiere de una medicación específica para tratarla.

Además, se debe ser especialmente cuidadoso con la higiene bucodental y utilizar los productos especialmente diseñados para tratar esta patología.

 

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.