Página solo disponible en formato vertical.
Causas y consejos para evitar la sensibilidad dental

Causas y consejos para evitar la sensibilidad dental

Ahora que las temperaturas empiezan a subir, las ganas de disfrutar de un buen heladito fresquito o un refresco con hielo son cada vez mayores. Pero ¡arg! Un dolor molesto en los dientes te impide comer y beber con tranquilidad.

Si eso sucede, lo más probable es que padezcas sensibilidad dental. Para confirmarlo, deberás acudir a tu odontólogo para que examine tu boca y te haga un diagnostico exhaustivo sobre el estado de tu salud bucodental.

De todas formas, en esta entrada de blog podrás encontrar algunos consejos para evitar la sensibilidad dental, las causas que la provocan y los tratamientos que se pueden poner en práctica con el fin de prevenir y combatir este molesto trastorno dental.

¿Qué es la sensibilidad dental?

Lo primero que debes de saber es que esta patología dental se manifiesta con un dolor dental agudo causado por la exposición de la dentina y que aparece tras el contacto con estímulos externos aparentemente inofensivos como el calor o el frío.

Para entender que es la sensibilidad dental debes de saber cómo están formados tus dientes. Para empezar, la parte visible de tus piezas dentales están formadas por tres capas.

  • 1.

    La capa exterior, también denominada esmalte, se caracteriza porque es la más dura.

  • 2.

    Si profundizamos en la pieza dental nos encontramos con el núcleo del diente que está formado por la dentina, que es un tejido más blando y contiene millones de pequeños canaliculos o poros.

  • 3.

    Y, por último, tenemos la parte más profunda del diente que se denomina pulpa. En ella se encuentran los nervios del diente.

En la zona de la raíz, las piezas dentales también están recubiertas por el cemento. Este componente dental es una capa dura que actúa como protector de la raíz del diente y es la zona de unión entre el ligamento periodontal y el diente.

El primer síntoma de sensibilidad dental lo percibirás como un breve y agudo pinchazo provocado cuando la dentina , inicialmente recubierta por esmalte o por el cemento queda expuesta, descubriendo los pequeños agujeros que se encuentran dentro de ella. Estos agujeros son el comienzo de unos canales que van por la dentina hasta el centro del diente, donde se encuentra el nervio.

Este pequeño estímulo puede viajar por los pequeños agujeros y estimular el nervio cuando comes o bebes algo frío, caliente, dulce o ácido.

¿Qué provoca la sensibilidad dental?

La causa más frecuente de sensibilidad dentinaria o dental es la recesión gingival, proceso que ocurre tras la evolución de una gingivitis no tratada. Pero también existen otros desencadenantes:

1. problemas con la higiene bucodental

Quizás uno de los factores más determinantes sea una incorrecta o una falta de higiene bucodental.

Y, es que, si empleas demasiada fuerza en el cepillado puedes provocar recesión gingival y puede dañar el tejido que protege las piezas dentales. Por lo que es muy importante no ejercer mucha fuerza a la hora de cepillarse los dientes y emplear cepillos de filamentos suaves para evitar debilitar el tejido y favorecer a la aparición de algunas enfermedades bucodentales.

Además, hay que tener en cuenta el momento en el que decides cepillarte los dientes. Ya que no se recomienda hacerlo después de haber ingerido comidas y bebidas ácidas, ya que el desgaste del esmalte puede ser mayor.

Y, por último, una mala higiene bucodental favorece a la acumulación de placa bacteriana. Lo que, a la larga, puede acabar destruyendo el esmalte.

higiene bucodental

2. Evita los cítricos

Las sustatncias ácidas no son un buen aliado si quieres evitar la sensibilidad dental ya que estos alimentos genera un pH oral bajo que contribuye a la erosión del esmalte.

Así que ya sabes, reduce el consumo de cítricos, mermeladas, yogures, tés, vinos o refrescos.

citricos

3. Cuidado con los tratamientos odontológicos

Algunos tratamientos de blanqueamiento dental utilizan procedimientos y sustancias que pueden provocar sensibilidad dental pasajera, por lo que hay que ir con especial cuidado y emplear productos de higiene oral para tratar las molestias que aparezcan.

tratamientos odontológicos
VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.