Página solo disponible en formato vertical.
Consejos para cuidar tu salud bucal en primavera

Consejos para cuidar tu salud bucal en primavera

La llegada de la primavera ya está a la vuelta de la esquina. Pero no viene sola, sino que le acompaña un aumento ligero de temperaturas que dan pie a querer comerse un heladito, disfrutar de una comida en la terraza, de hacer el vermú y beber bebidas gaseosas con hielos.

Como puedes ver, se trata del escenario perfecto para comprometer nuestra salud bucal, pero si ponemos un poco de atención y cuidado podremos salir airosos y con nuestros dientes tan sanos como siempre.

¡Apunta nuestros consejos para conseguirlo!

Bebidas frías

Dieta equilibrada

Una alimentación equilibrada es el pilar fundamental para conseguir tener un cuerpo equilibrado y sano. Es cierto que te sentirás tentado por tanta delicia primaveral, pero no olvides el balance que necesita tu organismo.

El exceso de alimentos fríos, muy azucarados o cítricos pueden activar la hipersensibilidad dental. Por lo que deberás de vigilar con la cantidad de helados o refrescos que ingieres si quieres mantener una buena salud bucodental.

Y es que muchas de las bacterias que se encuentran en nuestra boca se alimentan de azúcar. Por ello, cuanto más azúcar ingerimos más rápido se reproducen.
Es cierto que, algunas de esas bacterias son inofensivas pero muchas otras no, lo que puede provocar que se acumulen las bacterias y se introduzcan en los huecos interdentales.

Llegar a esos espacios es muy difícil por lo que esa acumulación de bacterias es complicada de limpiar y puede requerir la intervención de un odontólogo.

Hidrátate

Con el aumento de las temperaturas, nuestro organismo necesita más cantidad de líquidos. De no hacerlo, nuestra boca se seca y puede desarrollar problemas como mal aliento, saliva viscosa, entorpecimiento de la masticación y malestar en la lengua.

Es cierto que nuestro organismo es capaz de indicarte el momento exacto en el que necesita agua, pero no debemos esperar a que eso suceda ya que es recomendable beber al menos litro y medio de agua diarios.

Además, uno de los beneficios de beber agua es que ayuda a la creación de saliva, nuestra gran aliada si queremos mantener una boca saludable.

Normalmente, nuestro cuerpo genera la saliva necesaria con el consumo regular que hacemos de cualquier líquido, pero es cierto que la producción de saliva disminuye con la edad y con el consumo de ciertos medicamentos. Por ello, es muy importante irse hidratando a lo largo del día.

Si practicas deporte, usa protectores bucales

Si te encantan los deportes donde el contacto físico es inevitable deberás utilizar protectores bucales. Proteger la dentadura debe de convertirse en tu prioridad porque, aunque parezca más resistente que el diamante no es irrompible.

Y es que cada vez son más las personas que usan protectores bucales y no solo cuando practican deportes bruscos o de contacto.

Se recomienda el uso de protector si vas a practicar prácticamente cualquier tipo de deporte, incluidos los deportes aeróbicos, ya que también podemos caernos corriendo o yendo en bicicleta y, por lo tanto, dañaríamos nuestros dientes.
Si finalmente te decides a utilizarlo no te puedes olvidar de mantener una higiene adecuada de tu protector bucal.

Higiene bucal

Higiene bucodental

Mantener una buena higiene bucodental es fundamental para cuidar tu salud bucodental. Para conseguirlo deberás de cepillarte los dientes al menos dos veces al día y utilizar los productos de higiene bucodental específicos para lograr eliminar los restos de alimentos que se quedan en los espacios interdentales.

Por ello, es muy importante utilizar cepillos interdentales o usar hilo o seda dental una vez que has finalizado el cepillado. De esta manera las bacterias y el sarro no se acumularán en tus dientes y mantendrás una boca sana.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.