Página solo disponible en formato vertical.
Cómo evitar las caries dentales

Cómo evitar las caries dentales

Sabemos que es muy difícil resistirse a las golosinas o, ahora que llega el buen tiempo, a los helados y no queremos que dejes de disfrutar de estos manjares, pero sí que controles la cantidad que ingieres.

Y es que estos dulces, junto con los refrescos, contienen grandes cantidades de azúcares, lo que pone en riesgo tu salud bucodental.

Pero no te preocupes porque vamos a darte una serie de consejos para que el impacto de los azúcares sea prácticamente imperceptible para tus dientes.

La boca, el ecosistema perfecto para las bacterias

¿Sabías que un miligramo de placa dental contiene alrededor de 100 millones de bacterias? Pero eso no es todo, porque en tan solo un mililitro de saliva podemos encontrar alrededor de 750 millones de bacterias.

Pero que no cunda el pánico, la mayoría de estas bacterias conviven con nosotros sin producirnos patología o daño alguno. Para ellas, la boca es su hogar y como muestra de agradecimiento no lo dañan. También viven en nuestra boca otras bacterias que sí pueden dañarla.

Si el equilibrio entre bacterias se altera, las bacterias dañinas incrementan su número y comienzan a dañar los dientes o las encías.

¿Los causantes de este cambio? No hay un solo culpable, la mala higiene, las enfermedades, los medicamentos, los cambios hormonales o incluso el tabaco o el alcohol son algunos de los factores que ponen en riesgo nuestra salud y la paciencia de estas bacterias que se defienden generando caries dental o gingivitis.

¿Tengo caries?

Si tienes alguna caries la detectarás fácilmente. Un dolor agudo y punzante en algún diente o zona específica, que aparecerá de improvisto, en ocasiones sin que ningún estímulo externo lo genere. Este dolor empeorará al tomar alimentos fríos o calientes y te hará sospechar que alguna cosa no funciona correctamente. Además, también es probable que aparezcan cambios de coloración, manchas o agujeros visibles en el diente donde notes las molestias.

La presencia de manchas de color café o manchas blancas en tus dientes también te pondrá en alerta.

Pero estos síntomas no son los únicos, ya que algunas personas notan sensibilidad dental al tocar el diente y sufren un enrojecimiento de la encía.

Sientas la anomalía que sientas, visita a tu dentista para que revise tu estado bucodental.

Nuestro principal enemigo, el azúcar

Pero como casi todo en la vida, tiene solución. Para evitar que las caries aparezcan y pongan en riesgo nuestra salud bucodental deberás vigilar tu alimentación. Y eso no quiere decir que dejes de consumir alimentos azucarados, pero sí que deberás de moderar su consumo.

No queremos alimentar esas bacterias, ¿verdad? Pues nada de darles aquello que más anhelan y aprecian.

No temas, porque si eres muy goloso te traemos una solución que podría funcionar. Ya sabes que el azúcar desmineraliza el esmalte de los dientes, debilitándolo, pero puedes sustituirlo.

Vale, quizás no es exactamente lo mismo, pero sustituir la sacarosa por otro tipo de edulcorante con menor capacidad de ser metabolizado y convertido en ácido te permitirá seguir disfrutando del dulzor de los alimentos.

 

Azúcar en café

Prioridad: conseguir una higiene bucodental perfecta

Mantener la boca sana requiere tiempo y paciencia, pero es fundamental para cuidar tu salud.

Por ello, es muy importante que utilices el cepillo de dientes correcto y los utensilios necesarios, como el hilo dental o los colutorios.

Pero para mantener una higiene bucodental óptima no vale únicamente con cepillarse los dientes 2 o 3 veces al día. También hay que asegurarse que los espacios interdentales quedan totalmente libres de bacterias.

Estos huecos son los más peligrosos, ya que es ahí donde los restos de comida y placa se acumulan y pueden generar infecciones que ponen en riesgo la salud bucodental.

Visita a tu dentista, te echa de menos

Acudir a cualquier especialista de la salud siempre genera cierto rechazo, pero no puedes evitar a tu dentista. Su único objetivo es guiarte adecuadamente para cuidar tu salud bucodental y evitar la aparición de las caries.

Así que empieza a organizar tu agenda y visita a tu dentista de forma periódica, tu salud bucodental te lo agradecerá.

Tampoco es cuestión de visitarlo todos los meses, con acudir al menos una o dos veces al año para llevar a cabo una revisión de tu salud bucodental y realizar una limpieza oral profesional suele ser suficiente.

 

Visita a tu dentista

El flúor, nuestro gran aliado

Si quieres mantener alejadas las caries tendrás que consolidar tu relación con el flúor. Pero tranquilx porque te será muy fácil, este componente está presente en la mayoría de las pastas de dientes y colutorios.

¿Sus ventajas? Este ingrediente refuerza el esmalte dental a la vez que aumenta la resistencia frente a la desmineralización. De esta forma, se combaten la caries.

Eso sí, nada de utilizar colutorios fluorados como sustitutos del cepillado. Los colutorios son complementos para conseguir una higiene bucodental óptima pero nunca deben sustituir al cepillado.

Para que funcione, nada de fisuras

Si tienes fisuras en el esmalte dental deberás sellarlas cuanto antes para frenar el desarrollo de las caries dentales. Esta técnica forma una barrera que protege la zona más sensible del diente.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.