Página solo disponible en formato vertical.
Cómo afecta la ortodoncia a mi salud bucal

Cómo afecta la ortodoncia a mi salud bucal

Si por fin te has decidido a utilizar ortodoncia fija no desesperes porque, aunque la incomodidad te impida comer determinados alimentos, volverás a poder disfrutar de un bocadillo crujiente de jamón.

La ortodoncia es un mecanismo que ayuda a corregir la posición de las piezas dentales, cuidando así la salud bucodental. Y es que la posición de los dientes no es solo una cuestión de estética.

Muchas terminaciones nerviosas se encuentran en la boca, por lo que un mal posicionamiento de los dientes podría ocasionar muchas molestias y llegar a entorpecer el proceso digestivo.

¿Qué cambiará cuando lleve ortodoncia?

Los cambios que apreciarás no serán muy significativos, pero es cierto que notarás ciertas diferencias a las que, poco a poco, deberás acostumbrarte.

El primer cambio que identificarás es un aumento de la sensibilidad dental. La fuerza que ejercen los brackets en los dientes provoca que las piezas dentales estén mucho más sensibles.

Pero no te desesperes, es una sensibilidad momentánea que como mucho te durará unos días, hasta que tu boca se adapte a la fuerza que ejercen los brackets.

Para disminuir esa sensación molesta deberás modificar ligeramente tu dieta habitual. Los alimentos blandos, como los purés y los alimentos cocidos, se convertirán en tus nuevos mejores amigos.

Conseguir que la dentadura realice el menor esfuerzo posible al masticar los alimentos se convertirá en tu único objetivo. De esta manera el dolor disminuirá y desparecerá más rápido.

 

Masticar alimentos

Dolor dental y mandibular

No te preocupes porque las molestias y el dolor mandibular y dental serán momentáneos y aparecerán durante el proceso de adaptación o después de visitar al dentista.

Durante la visita, el ortodontista reforzará los brackets y esto provocará que aparezcan esas molestias.

Pero en un par de días, como mucho, ese dolor desparecerá por completo. Esto sucede porque los dientes están más sensibles debido a la fuerza que ejercen los aparatos, por lo que la mandíbula estará resentida y empecerá a aparecer el dolor. 

Presta más atención a la higiene bucodental

Es cierto que la ortodoncia fija dificulta la limpieza bucodental. Paciencia, porque todo pasa y cuando llegue la hora de acabar con el tratamiento agradecerás el esfuerzo y la paciencia que has depositado en cuidarla.

Pero hasta entonces, deberás cambiar tus tareas de higiene bucodental básicas:

  • El cepillado deberá ser con cepillos capaces de arrastrar el máximo de placa posible.
  • El acceso a los espacios interdentales es más difícil, por lo que se recomienda el uso de hilo o seda dental para evitar que los restos de alimentos se acumulen y provoquen infecciones.
  • Por último, el uso de un colutorio te ayudará a que tu salud bucodental no se vea afectada.

No entres en cólera, mantener una correcta higiene bucodental llevando ortodoncia es posible, utilizando los Ortolacer lo conseguirás sin mucho esfuerzo.

 

Cepillar ortodoncia

Cómo debo cepillarme los dientes

Es muy importante llegar a todos los espacios donde se pueda acumular la placa bacteriana y los restos de comida. Por eso deberás de prestar mucha atención a los espacios interdentales, o lo que es lo mismo los huecos entre las piezas dentales y los brackets.

Esos espacios son los más peligrosos, ya que es donde se acumulan los restos de comida.

Para asegurarte de que llegas a todos esos espacios, se recomienda utilizar cepillos específicos para la zona interdental o irrigadores bucales para favorecer el arrastre de la placa localizada en la zona interdental.

Aparición de aftas bucales

La dureza de los materiales utilizados para la ortodoncia puede provocar pequeñas heridas en las mejillas. Estas rozaduras, también denominadas aftas bucales, pueden ser muy dolorosas, pero con un correcto cuidado se pueden curar en pocos días.

¡Eso sí, nada de comer alimentos ácidos mientras tengas aftas! La acidez de estos alimentos provoca un dolor bastante molesto y su curación podría alargarse.

VOLVER AL BLOG

Utilizamos cookies propias técnicas y de terceros con fines analíticos.
Puedes obtener más información y configurar tus preferencias en nuestra Política de Cookies.